Publicado el Deja un comentario

Doble Limpieza facial

La doble limpieza, su importancia y cómo hacerla

¿Por qué una doble limpieza?

Debemos saber que durante todo el día nuestro cuerpo recibe una infinidad de factores ambientales que se van acumulando en nuestra piel, especialmente la del rostro que es la que está más expuesta.

Desde el momento en que no cambiamos las coberturas de nuestras almohadas, ya la piel del rostro está recibiendo impurezas. Es por esta razón que es tan importante la limpieza facial matutina. A esto debemos agregar si tenemos una piel mixta o más grasa que seca. Durante la noche siempre hay producción de sebo, que es el causante, muchas veces, del temible acne.

Por otro lado, en el mundo occidental es creencia que la limpieza facial antes de dormir basta con retirar el maquillaje. Pero eso no es suficiente, pues en la piel queda residuos de maquillaje, así como tejido o células muertas que han sido ocasionadas por diferentes factores durante  el día.

Otro factor que debemos tener en cuenta es el maquillaje, el cual solemos poner mucho esfuerzo al momento de colocarlo en nuestro rostro, ya que nos permite “corregir” aquellos puntos de nuestra cara que no nos agrada. Sin embargo, al momento de retirar toda esa cantidad de maquillaje que utilizamos durante el día, lo pensamos mucho y decidimos solo utilizar “agua con jabón”.

Pensamos que es lo correcto, en nuestro clima tropical que nos hace sudar a veces en exceso durante el día, no retirar toda la suciedad del rostro para al día siguiente colocar capas y capas de maquillaje para corregir imperfecciones (manchas, acne, rojeces, entre otras).

Sin embargo en la cultura oriental, la educación empieza desde muy pequeños y no importa el sexo, hombres y mujeres dedican el tiempo que sea necesario para mantener sus rostros limpios.

La doble limpieza facial

En la doble limpieza de la cultura coreana, ellos cuenta con productos que dan infinidad de opciones para lograr este objetivo. Pero todos surgen a partir de tres tipos: aceite, crema y jabón.

La limpieza hecha con productos base aceite o crema se utilizan para retirar grasa, restos de maquillaje y cosméticos. En cambio, los tipo jabonoso-espuma (foam) se utilizan para retirar contaminación y células muertas.

La cultura coreana hace referencia a dos tipos de limpieza: limpieza facial y limpieza facial a conciencia. 

La limpieza facial a conciencia tiene la finalidad de conseguir una piel brillante, hidratada y suave. Si se hace desde la niñez, no será necesario más adelante corregir con maquillaje ni con otros implementos que la industria de la cosmética pone en el mercado para corregir imperfecciones.

¿Cómo hacer una buena doble limpieza?

Para una limpieza adecuada de la cara debemos:

  1. Desmaquillar los ojos: lo mas recomendable es utilizar una solución oleosa o bifásicos, sobre algodón o discos de algodón. Dejarlo actuar unos 10 o 15 segundos sobre los ojos cerrados para después en forma circular retirar todo el maquillaje.
  2. La primera limpieza: en la cultura coreana se prefiere hacer con un producto a base aceite o crema. Éste ayuda a eliminar el exceso de grasa (sebo) e impurezas que dejan el maquillaje, e inclusive el protector solar. Este paso debe hacerse con la yema de los dedos y en movimientos circulares. Simultáneamente masajear el rostro, que mejorará la circulación y elasticidad de la piel.
  3. Este tipo de producto debe ser retirado con agua caliente o tibia, para un mejor resultado.
  4. La segunda limpieza: debe hacerse con un producto en gel o espuma al agua. Este paso debe hacerse inmediatamente después de retirar la limpieza con aceite o crema. Esto permitirá dejar una piel preparada para los siguientes productos que se utilizará dependiendo de la necesidad de cada persona.

La doble limpieza debes realizarla dos veces al día. En la mañana, cuando te despiertas o mientras te duchas; y en la noche, antes de acostarte.

Te recomendamos:

Los productos que podemos ofrecerte para hacer tu doble limpieza son:

Deja un comentario